Lo que debes saber sobre los sacaleches - Esencia Mujer

Lo que debes saber sobre los sacaleches

sacaleches
Posiblemente hayas escuchado en muchas ocasiones hablar sobre los sacaleches y no estés del todo convencida de lo que son. Se trata de un dispositivo creado para que la mamá se saque la leche, pudiendo ser de forma manual o eléctrica, dependiendo del modelo elegido.

Aspectos importantes sobre los sacaleches

Su funcionamiento es muy sencillo y para utilizarlo no es necesario tener mucha experiencia, aunque como todo, al principio suele costar bastante a su funcionamiento. Pero con el paso del tiempo, poco a poco se irá adquiriendo más destreza a la hora de sacarse leche.

Cuando se hace las primeras veces es normal que se saque poca leche, aunque todo es cuestión de repetir y estar tranquilas. La cantidad irá aumentando y resultará más sencillo y rápido hacerlo, con lo que el bebé tendrá más leche.

Algo muy importante que hay que tener en cuenta es que antes de usarlo, hay que leer bien las instrucciones del fabricante. Se debe esterilizar, metiéndolo en el microondas vacío y utilizando nuestras manos completamente limpias así como el pezón de cada pecho.

Consejos sobre la extracción de leche

El sacaleches está compuesto de diferentes piezas separadas que se deben montar: bote con rosca, tapa con palanca y la parte que se coloca en la zona del pezón. Cuando está todo montado y limpio, se coloca en la zona del pezón. Después hay que presionar un poco sobre el pezón y pulsar la palanca de forma repetida. Con ello se imitará la succión del bebé y la leche irá saliendo poco a poco.

Para proceder a la extracción debe estarse en un lugar muy tranquilo y cómodo, conde nadie pueda molestarte. Antes de comenzar, es recomendable darse un masaje en el pecho de manera suave para estimular al pecho. Debe hacerse desde la zona externa del pecho hacia el pezón antes de comenzar las extracciones.

Hay que comenzar con succiones cortas y suaves, aunque rápidas. No hay que preocuparse si en un principio no sale leche, tarde o temprano saldrá y podrás ir almacenándola para tu bebé. No te preocupes si notas que el pecho se va poniendo un poco duro y notas cierto cosquilleo. Es el aviso natural de tu cuerpo advirtiéndote que van a salir las primeras gotas de leche.

Paciencia, al final acaba saliendo

A medida que pasa el tiempo irás adquiriendo más experiencia y se recomienda hacer un masaje en las zonas del pecho que estén más duras, que es donde está almacenada la leche. Así estimularás la zona y conseguirás que salga la leche en menos tiempo y de una forma tan sencilla.

Cuando no salga más leche, debes cambiar el pecho y repetir la operación. Después puedes volver al inicial para aprovechar al máximo la extracción. Al finalizar, se recomienda poner un disco de algodón en el pezón, presionándolo con el sujetador porque puede haber alguna pérdida.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *