Consejos para practicar running en invierno

Running en invierno

El invierno suele ser una de las estaciones más complicadas para realizar deporte. Nos encontramos con temperaturas bajas, lluvias y otra serie de inclemencias temporales que nos molestan a la hora de realizar cualquier ejercicio físico.

El running es, sin duda, uno de los deportes que más afectados se ve en este sentido ya que requiere que lo practiquemos al aire libre y, por tanto, que nos veamos expuestos a dichos factores.

Pero, a pesar de estas desventajas, es importante no dejar de lado nuestro entrenamiento. Para realizarlo de manera continuada y evitar los posibles parones es conveniente conocer una serie de pautas que nos resultarán útiles a la hora de practicar running durante el invierno:

  • Utiliza la ropa adecuada: Evidentemente el punto primordial reside en utilizar los elementos adecuados a la hora de pisar el asfalto. Con ello no nos referimos solamente a la ropa sino también al uso de un calzado adecuado que pueda proteger nuestros pies del frío y hacer que evitemos los posibles resbalones debidos a la lluvia.
    Con respecto a la ropa es importante utilizar diversas capas que nos protejan de la lluvia pero sin pasar calor en exceso ya que podríamos sufrir posteriormente resfriados.
  • No olvides calentar y estirar: uno de los puntos clave en todo entrenamiento pero que cobra más importancia en invierno. Debemos calentar de manera previa al entrenamiento y estirar posteriormente para reducir la posibilidad de tener una lesión.
  • Aprovecha los “mejores momentos” del día: otra táctica sencilla es aprovechar aquellos momentos del día en los cuales el clima sea más adecuado y las temperaturas estén más estables. Salir a correr a media tarde siempre será más ventajoso en esta época que hacerlo por la noche.
  • Protege los puntos fríos: Debemos proteger aquellos puntos en los cuales el frío puede ser más intenso y que, por tanto, pueden incomodarnos a la hora de entrenar. Las manos, nariz, garganta, etc… son algunos de estos puntos.
  • Si no puedes salir a correr, entrena en casa: Finalmente, si vemos que el clima es muy inadecuado y no podemos salir a correr podemos optar por realizar un entrenamiento corto en casa ese día que nos sirva para complementar el trabajo realizado con el running.

Como veis, se trata de pautas muy sencillas que podéis seguir y que os resultarán muy útiles para vuestro entrenamiento.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *