¿Qué tipo de calzado es tu favorito cuando sabes que vas a tener un día duro de ruta y sabes que será muy importante utilizar un calzado cómodo de mujer? Pues seguramente utilices un par de zapatos que sepas que no te hará heridas ni te rozará, para así no acabar con los pies destrozados al final del día.

Pero como todo, el calzado cómodo también se estropea y por lo tanto su función ya no es capaz de cumplirla, por lo que en ese momento será necesario poder comprar un calzado nuevo para poder obtener de nuevo una estupenda comodidad y no hacer que nuestros pies sufran heridas innecesarias.

Es por eso que hoy vamos a daros unos consejos básicos para que podáis elegir los zapatos cómodos para poder caminar en condiciones buenas, además de diferentes opciones cómo zapatos para plantillas, suelas, etc.

Desde aquí recomendamos que elijas un zapato que se adapte totalmente a ti misma y que puedas despreocuparte de diferentes problemas que puedan causar otro tipo de zapatos no adecuados a tu pie.

¿Qué consejos os damos para elegir zapatos cómodos para andar?

Cuando vas a comprar unos zapatos para andar debes tener en cuenta las características del par de zapatillas que desees comprar para que pueda ser una buena compra y no te toque sufrir de más, estos son algunos de los puntos que debes tener en cuenta:

  • Flexibilidad: El calzado elegido para caminar debe ser muy flexible, para ello debemos comprobar que la suela se doble y que la puntera también lo haga, para que así tengamos constancia de que el zapato hará el movimiento del paso sin ningún tipo de problema ni dolor.
  • Amortiguación: Esto es muy importante, ya que para que las plantas de los pies no sufran, es MUY importante que las suelas tengan el grosor adecuado como para asegurarnos que no dolerá al caminar. Es bastante probable que si la suela no es lo gruesa que tiene que ser, notarás hasta el más mínimo contacto con cualquier objeto minúsculo que toque tu planta del zapato.
  • Transpiración: Si llevas todo el día andando y notas que tus pies no transpiran lo suficiente, te toca cambiar de calzado, ya que es de vital importancia que los pies transpiren en todo momento, y más cuando llevan trabajando todo el día sin parar para descansar o tomar aire.
  • Materiales: Debes fijarte muy bien en los materiales que contengan los zapatos, y asegurarte de que son de buena calidad y que las costuras estén bien cosidas. Si te aseguras de esto con total seguridad, ten claro que el calzado será duradero.
  • Terreno: También es muy importante informarte de las zonas en las que usarás los zapatos, ya que no es lo mismo usar unos zapatos en un terreno liso que en uno con piedras. Si necesitas los zapatos para caminar en verano, ten en cuenta que sean transpirables, y si por lo contrario los usarás más en invierno, asegúrate de que sean resistentes a la humedad.