Pizza cremosa con masa quebrada

La pizza es uno de esos platos que suele gustar allá donde va en sus múltiples variedades. Se trata de una receta muy versátil a la cual podemos añadir multitud de ingredientes y en la cual podemos incorporar todo aquello que queramos.

Hoy os traemos una receta de lo más original la cual se aleja de las masas tradicionales de pizza para incorporar otro ingrediente con multitud de seguidores: el hojaldre. Este producto le da un toque distinto a la receta y un punto de originalidad que no hemos visto en muchas ocasiones.

Ingredientes de la pizza:

Para la masa:

  • Una masa quebrada o de hojaldre
  • Mantequilla
  • Nata (un brick pequeño)
  • Salsa barbacoa (al gusto)
  • Mozarella (250 gramos)
  • Pimiento verde
  • Bacon
  • Atún
  • Dos huevos
  • 1 pizca de sal

Pasos a seguir

Lo primero que debemos hacer es dejar todos los ingredientes fueran del frigorífico un rato antes de comenzar a cocinar para que se templen. Es importante que la masa que vayamos a usar se encuentren a temperatura ambiente ya que de lo contrario nos resultará más complicado despegarla y estirarla.

Aprovecharemos para poner a precalentar el horno de manera que podamos ir cocinando la base de la pizza cuando sea necesario.

Deberemos coger un recipiente en el cual nos entré bien de tamaño la masa, por regla general éstas suelen ser redondas de manera que lo ideal es que optemos por algún recipiente que tenga esta forma para no tener que estar haciendo recortes. Además, dado que el hojaldre suele quedarse pegado a la base, antes de extenderlo deberemos engrasar el molde con un poco de mantequilla, facilitando así su despegue posteriormente.

Una vez hayamos engrasado el molde extenderemos con cuidado la masa de hojaldre sobre la base, procurando que quede bien estirada para que se haga de manera correcta. Para evitar que se hinche cuando la metamos en el horno cogeremos un tenedor y pincharemos aleatoriamente en toda la masa, acto seguido lo meteremos al horno hasta que se dore (aproximadamente unos 10 minutos).

Mientras tanto aprovecharemos para cocinar el bacon en una sartén. Lo ideal es sofreirlo con un poco de cebolla para darle más sabor pero ya depende de si os gusta este elemento o no para incorporarlo en la receta. Una vez lo tengamos lo dejaremos en un plato sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Una vez tengamos la masa dorada sacaremos el recipiente con cuidado del horno apoyándolo en algún salvamanteles o similar. Sobre esta base echaremos la nata y un poco de sal, incluiremos también un poco de salsa barbacoa al gusto para así darle un toque distinto a nuestra base y también esparciremos la mozzarella rallada. Es importante que sazonéis bien ya que, de lo contrario, la pizza quedaría sosa.

Por último añadiremos el resto de ingredientes como son el atún, el bacon sofrito, el pimiento cortado en cachitos y los dos huevos. Echaremos un poco de sal encima de los huevos y meteremos de nuevo todo al horno. La cocción tendrá una duración aproximada a 15 minutos pero depende de vuestro horno y su potencia.

Finalmente deciros que, al igual que ocurre con las recetas más tradicionales, podéis incorporar a la pizza todo aquello que vosotros queráis y que se os ocurra. De esta manera podréis ir probando cuales son los ingredientes que mejor os encajan y crear vuestras propias especialidades.

¿A qué estáis esperando para probarla y darnos vuestra opinión?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *