Avena: propiedades y beneficios para nuestro organismo

El desayuno es una de las comidas más importantes del día pero, por desgracia, muchas veces pasa desapercibido y no le damos la importancia debida. Sin embargo, cada vez nos encontramos más inmersos en una cultura en la cual predomina la realización de ejercicio y el consumo de alimentos sanos que puedan beneficiar a nuestro organismo incluyendolos de manera regular en nuestro organismo.

Previamente ya hicimos alusión al aceite de coco pero la avena es otro de los alimentos que también ha conseguido muchos seguidores durante los últimos años pero, ¿conocemos cuales son los beneficios reales que obtiene nuestro organismo al consumir este alimento? A continuación repasaremos algunas de sus características esenciales y como podemos aprovecharlas al máximo.

La avena es un alimento que mejora la digestión y tiene proteínas sumamente útiles para nuestro cuerpo. Debido a su composición la avena facilita la evacuación evitando así los posibles problemas debidos al estreñimiento y además contribuye a reducir los ácidos biliares mejorando así el proceso digestivo. Además, dentro de su composición se encuentran 8 aminoácidos esenciales con lo que se convierte en un alimento sumamente útil, que aporta a nuestro organismo las proteínas necesarias para funcionar de manera correcta. Este tipo de proteínas, además, son las que ayudan a formar nuevos tejidos dentro de nuestro organismo.

Una de las principales ventajas de la avena es que favorece el control de los niveles de azúcar en sangre. Hoy en día muchos de los alimentos que consumimos contienen grandes cantidades de azúcar, lo cual puede afectar de manera negativa a nuestro organismo, con lo que es importante que podamos reducir en la medida de lo posible el consumo de éste incluyendo en nuestra dieta alimentos cuyo contenido en azúcar sea más bajo.

Si sois de los que estáis haciendo dieta también es una buena alternativa para vosotros y es que, además de ser bajo en grasas, este producto también tiene propiedades saciantes con lo que se evita pasar hambre o el picoteo entre horas. Esto se debe a que la avena contiene hidratos de carbono de absorción lenta, los cuales influyen enviándole a nuestro cuerpo señales de que esta «lleno» y provocando así la sensación de saciedad.

Además, como ocurre con otros alimentos de características similares, la avena tiene propiedades anticancerígenas.  Este producto contiene fitoquímicos, los cuales contribuyen a protegernos contra ciertas enfermedades como el cáncer con lo que su consumo habitual se convierte en una de las mejores armas que tenemos para evitar esta enfermedad.

Finalmente, deciros que este producto tiene propiedades beneficiosas de manera genérica en nuestro organismo pero especialmente en nuestro sistema circulatorio y también en el sistema nervioso central. Este producto contiene ciertos ácidos como el omega 3 o ácidos linoleicos y también aporta vitamina B a nuestro organismo. Estos productos favorecen que nuestros sistemas funcionen de manera más efectiva.

Evidentemente estos son solamente algunos de los múltiples beneficios que se pueden obtener gracias al consumo habitual de este producto. Debemos tener en cuenta que, además, es un producto de buen sabor y que se puede consumir de muchas maneras con lo que se hace sencillo que lo incorporemos en nuestra dieta habitual. ¿Os animáis?

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *