¿Se puede reducir el colesterol con dieta?

ensalada
El colesterol es un problema que puede afectar a cualquier clase de persona y si no se controla puede acarrear serios problemas de salud. Seguramente hayas pensado en muchas alternativas para reducir el colesterol en caso de que lo tengas. Una de ellas es hacer una dieta para reducir el colesterol, algo que es más común de lo que se pudiera pensar respecto a otras alternativas.

¿Se puede reducir el colesterol con dieta?

La respuesta es sí y para ello hay que hacer diferentes cambios, tanto en el estilo de vida como en cuanto a alimentación se refiere. Por ejemplo, es muy importante dejar de lado las grasas saturadas y optar por grasas más saludables. En cuanto a las calorías diarias, no se debe consumir más del 25 o 35% de las calorías diarias.

La grasa saturada es muy dañina porque hace que suba el nivel de colesterol malo o LDL, mucho más que cualquier otro elemento en la dieta. Se puede encontrar en productos lácteos, chocolate, alimentos procesados y fríos, algunas carnes y productos horneados entre otras alternativas.

Otra de las grasas dañinas es la grasa trans, la cual no solo puede subir el colesterol malo sino también reducir el colesterol bueno o HDL. Se encuentra en alimentos hechos con grasas y también aceites hidrogenados como galletas saladas, patatas fritas, margarina, etc. Por ello se recomiendan las grasas saludables como las que tienen las nueves, aceites insaturados como el de oliva o carnes magras.

Hay que controlar los alimentos que tienen colesterol y por ello se recomienda el menor consumo de 200 miligramos al día. Se encuentra en alimentos de origen animal como casquería, camarones, productos lácteos de leche entera o yemas de huevo entre otros.

Se debe limitar el límite de la sal, consumiendo no más de una cucharadita de sal por día, independientemente de cómo se haya distribuido, bien agregado en la comida, en la mesa o que se encuentre presente en los productos alimenticios.

Se recomienda la ingesta de fibra soluble, lo que ayuda a evitar que el tracto digestivo absorba el colesterol como cereales de grano entero (salvado de avena, avena, etc.) legumbres como lentejas, garbanzos, habas, etc. y frutas como naranjas, manzanas, ciruelas, plátanos y peras entre otras.

Hay que comer pescado rico en ácidos grasos omega 3. Éstos, aunque no reducen el colesterol malo pueden hacer que aumente el colesterol bueno. Dentro de estas importantes fuentes de omega 4 se encuentran la caballa, atún (tanto enlatado como fresco) e indiscutiblemente el famoso salmón.

Para finalizar, no hay que olvidarse de aumentar el consumo de verduras y frutas. Es muy importante tener una dieta rica en estos alimentos dado que aumenta las sustancias más importantes que pueden ayudar a reducir el colesterol. Estas sustancias se llaman esteroles vegetales o estanoles y funcionan como fibra soluble.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *