Tratamientos estéticos tras el parto

embarazada
Tras el parto, son muchas las mujeres que deciden someterse a algún tipo de tratamiento estético para recuperarse de las secuelas físicas que deja el embarazo. Entre los tratamientos más habituales destacan la mamoplastia de aumento, la abdominoplastia y la liposucción.

¿En qué momento se pueden someter las mujeres a tratamientos estéticos?

Se aconseja que, tras el parto, se esperen al menos ocho semanas para comenzar con un tratamiento estético. Por otro lado, si la mujer ha tenido que someterse a cesárea para dar a luz, deben esperarse al menos tres meses.

En el caso de decidir hacer un tratamiento en los senos, éstos sólo deben comenzar el tratamiento cuando se termine de amamantar al bebé. Si se opta por la cirugía estética se debe esperar un año tras el parto, de manera que se pueda para valorar si los cambios en el cuerpo de la mujer son definitivos.

Tratamientos tras el parto

Algunos de los tratamientos más habituales tras el embarazo y el parto, son los siguientes:

  • Mamoplastia de aumento: se emplea cuando las mujeres, tras el embarazo pierden volumen en los senos, gracias a la mamoplastia de aumento se puede recuperar el volumen que se tenía antes del parto. Consiste en la colocación de prótesis de silicona en el pecho.
  • Abdominoplastia: tras el embarazo, el abdomen puede no recuperarse y no quedar tan terso como antes, para corregir el exceso de piel y ayudar a eliminar las estrías que se suelen producir en torno al ombligo, la abdominoplastia es una solución ideal.
  • Liposucción: tras el parto, muchas mujeres tienen dificultades para recuperar su peso original, la grasa acumulada es dificil de eliminar. Se puede recuperar el peso sometiéndose a altas dosis de ejercicio y a una dieta estricta, pero la forma más sencilla y efectiva de eliminar la grasa es con una liposucción.
  • Elevacion de mamas: las mamas de la mujer, tras la lactancia sufren un gran aumento de volumen que, cuando vuelve a su estado original, puede provocar que el pecho se distienda, corregir este problema es posible con una elevación de mamas.

En caso de que decidáis someteros a algún tipo de tratamiento que requiera intervención quirúrgica, os recomendamos que echéis un vistazo al siguiente vídeo donde se dan las claves básicas para elegir a un buen cirujano. ¡Cuando se trata de pasar por un quirófano, debemos ponernos en buenas manos!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *