Reafirmando la piel con Global Lift

mujer
Aunque el envejecimiento es una realidad ineludible, el impacto de este proceso en nuestro rostro sí puede ser retrasado, reducido e incluso parcialmente revertido con el uso habitual de una buena gama de productos antiedad, además de con unos hábitos de vida saludables. Sin embargo, la mayoría de los cosméticos rejuvenecedores se centran sólo en un aspecto (ojeras, patas de gallo, manchas…), y por eso la novedad que supone Skeyndor Global Lift es tan importante: porque supone un tratamiento global que ataca a la vez todos los síntomas del envejecimiento facial.

Cómo usar skeyndor Global Lift

El tratamiento global de Skeyndor permite lograr una redefinición general del rostro y devolver la flexibilidad y la firmeza a la piel, que también se vuelve más gruesa. Además, remodela el contorno del rostro, el cuello y los pómulos, que es donde más se nota la pérdida de tensión de la piel. Finalmente, confiere a la piel un aspecto saludable y rejuvenecida. Los primeros efectos son visibles de manera inmediata, aunque evidentemente un uso continuado y regular la potencia en gran medida.

A todo ello contribuye la presencia de activadores de la progerina (un elemento que confiere tensión y elasticidad a la piel) en su fórmula, además de extracto de pimienta negra y antioxidantes.
La línea Global Lift incluye varios productos que se pueden aplicar conjuntamente, en una sola sesión de belleza, o por separado:

  • Elixir redefinición rostro y cuello
  • Crema redefinición rostro y cuello. En bote de 50 ml. Existen dos versiones; una para pieles normales a mixtas y otra para pieles secas.
  • Crema redefinición contorno de ojos. En bote de 50 ml. Para todo tipo de pieles.

Se pueden adquirir por separado, pero también se puede comprar Skeyndor Global Lift en un único pack, o incluso acudir a alguno de los centros de belleza que han incorporado este tratamiento a los demás que ofrecen.

En caso de que os decidáis por usarlo en una sola sesión, el procedimiento adecuado es el siguiente:

Lo primero que hay que hacer es desmaquillar y limpiar bien el rostro, y luego se van aplicando un producto tras otro, empezando por el elixir.

En los centros de belleza que han incorporado este tratamiento facial a su oferta lo realizan de una manera más compleja, incluyendo una exfoliación de la cara para mejorar la absorción de los distintos productos y un masaje para relajar y liberar tensiones. Una sesión de belleza que incluya el Skeyndor Global Lift en un centro de estética puede durar unos 60 minutos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *