Tu propio tratamiento facial casero para limpiar la piel


Hacer una limpieza de piel correcta es esencial para mantener un aspecto saludable y radiante. Normalmente en los centros de belleza siguen unos pasos muy concretos para limpiar nuestros poros. Vamos a daros las pautas para que apliques tu propio tratamiento facial casero y elimines impurezas y tu piel quede como si hubieras ido a un centro de belleza.

Pasos para realizar una limpieza de piel con tu propio tratamiento facial casero

Higienización de la piel

Para empezar, la piel se limpia con lociones limpiadoras que eliminan la grasa y los restos de cosméticos y maquillaje. El proceso también libera a la piel de la grasa y las impurezas resultantes de la contaminación.

Apertura de los poros

Con el uso de vapor, agua caliente o mascarillas específicas, puedes conseguir la apertura de la capa más superficial de la piel, lo que facilita la eliminación de los puntos negros y granos. El procedimiento dura aproximadamente 5 minutos.

Exfoliación

Es hora de eliminar las células muertas para conseguir una piel más suave y facilitar la extracción de espinillas y granos. En general, los productos abrasivos que contienen microgránulos se utilizan en esta fase, debes aplicarlos en movimientos circulares y firmes.

Extracción de puntos negros

Aquí es donde comienza el proceso más largo y doloroso de limpieza de la piel, con un utensilio que permita presionar (existen herramientas en el mercado específicas para realizar esta acción) alrededor de los puntos negros y espinillas para su extracción.

Aunque puede resultar incómodo, el procedimiento no debe ser extremadamente doloroso. Para ello, se necesita manipular la piel con delicadeza y cuidado.

Aplicación de la mascarilla

Después de la fase más compleja, para relajar la piel se realizan maniobras y masajes suaves. Para evitar que la piel se vuelva demasiado irritada o roja, es recomendable aplicar una mascarilla con lociones calmantes y bactericidas, que también prevendrán posibles infecciones.

Proteger la piel

El último paso del proceso es aplicar un buen protector solar con un factor de protección de 30 o más. Será esencial proteger la piel de los rayos del sol y prevenir la aparición de manchas en la piel.

Periodicidad ideal para limpiar la piel

El tiempo indicado para la limpieza de la piel varía según la situación de la piel de cada persona. Aquellos que tienen piel normal a seca pueden repetir el procedimiento cada dos meses. La persona que tenga la piel mixta o grasa o que tenga muchos puntos negros y granos puede realizar el procedimiento una vez al mes.

A continuación os dejamos un vídeo muy interesante de la youtuber Sami Beauty donde nos habla del error que cometen muchas mujeres al no limpiar la piel de la cara en las noches. ¡No os lo perdáis! Es muy interesante.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *