Cómo hacerse una operación de párpados

operación de párpados
La operación de párpados, también conocida como blefaroplastia estética, está destinada a corregir los signos del envejecimiento facial. Entre los síntomas más característicos de la vejez en esta zona podemos destacar: El descolgamiento de la piel alrededor de los párpados superiores y las “bolsas” en los párpados inferiores y en la parte interna de los superiores.

La edad a la que las mujeres suelen pasar por una operación de párpados es de los 35-40 en adelante, que es cuando estos signos suelen aparecer. A continuación, te contamos qué es la blefaroplastia y sus cuidados postoperatorios.

¿En qué consiste la blefaroplastia?

Esta cirugía se puede realizar como un procedimiento aislado o como parte de otra intervención, en general un estiramiento facial o lifting. Así, dependiendo de cómo sea, se realizará con anestesia local o general. Para empezar, se efectúan unas incisiones en la piel de los párpados para liberar y extirpar más fácilmente el exceso de piel y del músculo orbicular. Acto seguido, se extrae la grasa, según la cantidad adecuada, para eliminar las antiestéticas bolsas. En último lugar, se realiza una saturación de la piel.

Terminada la operación de más o menos una hora y media de duración, se te aplicará una pomada oftalmológica y unos apósitos impregnados en suero fisiológico muy frío. El objetivo es reducir las molestias y la inflamación. No obstante, es normal y durante la primera semana pueden persistir tanto la hinchazón como los cardenales de los párpados. A los 10 o 12 días podrás incorporarte a tu vida normal. Al principio, las cicatrices seguramente sean visibles, pero no te preocupes, es normal y desaparecerán a las pocas semanas.

También puedes notar cierta dificultad a la acomodación de la vista. Sin embargo, desaparecerá también a las dos o tres semanas de la operación de párpados. Otros síntomas que podrías experimentar son conjuntivitis y hematomas subconjuntival que remiten rápidamente con el tratamiento adecuado. Puede que en los primeros días no se cierren completamente los párpados durante el sueño, lo cual también es normal. Cuando el músculo orbicular recupere su tono, se corregirá.

El resultado de la operación de párpados es bastante favorable y duradero y, por lo general, las bolsas no suelen reaparecer. No pases por alto la visita a un buen especialista antes de someterte a esta u otra operación estética, él te indicará todo lo que necesitas saber. Recuerda que también existen métodos menos agresivos, así que… ¿A qué esperas para lucir más joven y bella?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *