Cuidados en el embarazo

Los cuidados en el embarazo son muy importantes. El embarazo una etapa donde todo cuidado es insuficiente. Realizar gimnasia para embarazadas, cuidar la alimentación, descansar adecuadamente son sólo las bases de una salud óptima.

El ejercicio físico, uno de los cuidados en el embarazo fundamental

Las futuras mamás deben llevar una vida activa a lo largo de su embarazo. La gimnasia para embarazadas no sólo mejorará la salud, sino que ayudará a lograr una recuperación más temprana tras el parto y también mejorará la salud del bebé.
Hay una serie de ejercicios que toda mujer embarazada debe realizar:

  • Andar: Es el ejercicio más básico, dar largos paseos a diario será muy saludable, no es necesario entrar en fatiga pero el simple hecho de dar un paseo relajado nos ayudará a ejercitarnos durante el embarazo.
  • Nadar: Junto con los paseos, nadar es uno de los ejercicios más recomendable para toda mujer embarazada. Realiza ejercicios de natación dos o tres veces por semana.
  • Ejercicios de relajación y de respiración: Este tipo de ejercicios se suelen realizar a partir del tercer mes de embarazo y son muy beneficiosos en la preparación para el parto, especialmente si se trata del primer embarazo.

Para realizar otro tipo de ejercicios físicos más intensos, debemos consultar con el médico.

Prevención de enfermedades

Es importante ser precavidas y prevenir cualquier enfermedad que nos puede afectar tanto a nosotras, como al bebé.

Realízate pruebas para detectar ETS

Si crees que puedes haberte contagiado de una ETS (Enfermedad de transmisión sexual), como el VIH o la hepatitis B, debes hacerte las pruebas.
Muchas ETS son asintomáticas, por lo que puedes padecerlas sin encontrarte físicamente mal. Es por ello por lo que recomendamos que te hagas las pruebas siempre que hayas tenido una relación de riesgo.

El sarampión

El sarampión puede parecer una enfermedad inofensiva, pero cuando el sarampión en el embarazo puede complicarse. El sarampión es el causante de muchas pérdidas perinatales o de deformaciones en el bebé.
Es importante que las mujeres embarazadas estén vacunadas contra el sarampión ya que es una enfermedad muy contagiosa.

Lávate las manos

El simple gesto de lavarnos las manos tras ciertas actividades puede evitar que caigamos enfermas. Lávate las manos con abundante agua y jabón tras:

  • Ir al cuarto de baño.
  • Tocar a animales.
  • Realizar trabajos de jardinería o tocar el suelo.
  • Jugar con niños.
  • Estar en lugares con gente enferma.

Si tienes gatos no les cambies la arena

Durante esta época nuestros felinos deberían dejar de estar a nuestro cargo y la limpieza del cajón de arena donde hacen las necesidades debería ser tarea de otra persona del hogar. En caso de que nadie pueda hacerse cargo de esta labor, no te preocupes. Si eres precavida, no hay problema en que lo hagas tú misma, pero debes utilizar guantes y lavarte muy bien las manos tras haber manipulado el cajón de arena.

La alimentación

En esta etapa de tu vida, más que nunca, el cuidado de la alimentación es vital. Una mujer embarazada necesita consumir unas 300 calorías más al día que una mujer que no está embarazada, pero esas calorías extra deben ser alimentos que aporten nutrientes que ayuden a tu futuro bebé a crecer sano y fuerte, olvídate de consumir “calorías vacías” a nivel nutricional.
Debes tratar de tener una alimentación equilibrada, para ello consumir carne magra, fruta y verduras, pan integral y productos lácteos bajos en grasas serán tus pilares.

Recomendamos acudir a un nutricionista para que os elabore una dieta adecuada a nuestro caso y seguir todas las indicaciones nos dé el especialista.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *