Tips para organizar tu armario

armario
No todos tenemos la suerte de tener esos armarios que vemos en las casas de las películas donde guardar toda nuestra ropa y en muchas ocasiones tenemos que contentarnos con armarios pequeños y no demasiado espacio. Debemos tener muy presente cómo organizar un armario pequeño, para que todo esté correctamente ordenado.

¿Cómo podemos organizar correctamente un armario?

La clave no es deshacernos de todas nuestras pertenencias sino que hay que organizarlas de la mejor manera posible. Se debe seleccionar lo que más se usa y lo debemos separar de lo que nos ponemos menos, como sucede con la ropa de estación.

Un armario organizado es aquel en el que puede encontrarse fácilmente todo lo que se busca sin demasiado esfuerzo. Entonces, si nuestro armario es demasiado pequeño… ¿qué hacemos con la ropa de invierno?

Siempre hay opciones para guardar tu ropa de invierno, como por ejemplo empaquetarla bien y ponerla dentro del canapé de la cama o alquilar un espacio de reducidas dimensiones donde podamos guardar no solo la ropa sino otros objetos que no utilicemos con frecuencia pero que no queramos deshacernos de ellos.

La ropa hay que doblarla bien para aprovechar al máximo el espacio, los pantalones pueden colgarse dos por cada percha y aprovechar el espacio al máximo, pero siempre teniendo cuidado de no recargar demasiado la barra de colgar, aunque nunca es mala idea reforzarla por si acaso.

¿Qué podemos hacer con los zapatos en un armario pequeño?

Si el armario cuenta con zapatero, hay que aprovechar al máximo el espacio pero sin apretar demasiado el calzado para que no se estropee. Por ejemplo, poner los zapatos bajos uno encima de otro con la suela hacia el exterior nos puede ayudar a ahorrar espacio. El calzado que no vayamos a usar, podemos meterle hojas de papel sin imprimir en su interior para que no pierdan la forma y guardarlos en una caja de zapatos.

Otra alternativa para guardarlos es con una zapatera colgante detrás de las puertas, lo que permitirá que puedas ahorrar al máximo todo el espacio que puede proporcionar un armario pequeño.
Si guardas bolsos y carteras y son de piel natural o cuero, lo mejor es colgarlas, pero en bolsas de tela con lo que evitar su deterioro. Si no te caben en el armario, puedes colocarlos detrás de la puerta de la habitación, por ejemplo.

En caso de las sábanas, fundas de almohada, etc. En el mercado podemos encontrar bolsas especiales para vacío. Lo que hay que hacer es lavarlo todo bien y guardarlas en estas bolsas. Estando al vacío los tejidos estarán completamente protegidos de la humedad, polvo, etc. y ocuparán mucho menos espacio del que imaginas, pudiéndolo guardar todo en el fondo del armario o en una balda, aprovechándola al máximo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *