Pierde peso con infusiones

té
Las infusiones de hierbas son uno de nuestros mejores aliados para bajar de peso y es algo que debemos tener presente en nuestra dieta, especialmente si queremos decirle adiós a esos kilos de más. Sí, algo tan sencillo como beber infusiones nos ayudará a cumplir nuestro objetivo, pero… ¿cómo?

Desde hace mucho tiempo, las infusiones de plantas medicinales se usan para adelgazar y las más destacables son aquellas que ofrecen un efecto drenante y depurativo como puede ser la ortiga, menta, diente de león, jazmín, cola de caballo, etc.

Infusiones para perder peso

El diente de león es muy recomendable para cuidar nuestra línea porque además de drenante y laxante es muy diurético. Tomando esta clase de infusiones podremos ir liberando poco a poco toxinas y a reducir la retención de líquidos y además también tiene propiedades anticelulíticas.

El máximo de tazas recomendables cada día es de 3 y se prepara de una forma muy sencilla. pondremos a calentar una taza de agua y cuando rompa a hervir añadiremos una cucharada de diente de león, bien sea seco o fresco. Lo dejaremos durante unos 3 o 4 minutos hasta que infusione correctamente. Lo retiraremos del fuego, dejaremos que repose unos cinco minutos y lo colamos antes de tomar.

El jazmín es otra de las alternativas posibles en cuanto a infusiones se refiere. Cuenta con propiedades calmantes, reduce notablemente la inflamación y es muy fácil de preparar.

Pondremos a hervir unos 150 mililitros de agua y cuando llegue el primer hervor apagaremos el fuego y añadiremos dos cucharadas de flores de jazmín para dejarlas reposar durante 10 minutos. Después solo hay que colarlo y disfrutar de su delicioso sabor.

La manzanilla es otro de nuestros grandes aliados y le podemos proporcionar un sabor diferente incorporando un poco de menta. Toda una taza con sabor a primavera y a naturaleza con propiedades adelgazantes. Para prepararla tendremos que poner medio litro de agua a calentar y cuando comience a hervir debemos echar una cucharadita de manzanilla seca y otra de menta. Retiraremos el recipiente del fuego y lo dejaremos reposar durante 10 minutos aproximadamente. Como en el resto de infusiones lo que debemos hacer antes de tomarlo es colarlo bien.

La última opción que os proponemos es una deliciosa infusión de ortiga y menta. La ortiga tiene propiedades adelgazantes y depurativas con las que podremos evitar la retención de líquidos y también eliminar toxinas del organismo.

El toque de sabor y propiedades purificantes lo aportará la menta y los especialistas pueden tomar hasta 3 tazas al día, tanto en frío como en caliente.

Para su elaboración hay que poner a hervir 2 litros de agua y añadir media taza de hojas de ortigas (cuanto más frescas mejor) y lo herviremos todo durante aproximadamente 15 minutos. Retiraremos del fuego y lo dejaremos reposar, mientras le incorporamos un puñado de menta fresca. Dejaremos reposar y lo colaremos bien antes de consumir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *