Cómo mejorar la flacidez tras el embarazo

mujer embarazada
Todas sabemos que un embarazo nos cambia el cuerpo por completo y aunque tener un hijo es el tesoro más grande de la vida, el cuerpo está resentido de tanto cambio y es tras el parto cuando se comienza a notar la flacidez.

Consejos para mejorar la flacidez posparto

Aunque cualquier mujer tras el embarazo querría comenzar a tonificar su cuerpo, los especialistas recomiendan ser pacientes y esperar la cuarentena de rigor antes de ponerse a hacer ejercicio. En este caso lo que sí se puede hacer es realizar una ingesta de alimentos equilibrada, pero no una dieta.

Los expertos recomiendan no ponerse a dieta rápidamente porque el cuerpo requiere de un tiempo de recuperación tras los nueve meses de gestación, algo para lo que el cuerpo ha tenido que prepararse y sufrir bastantes cambios.

Además, si la mujer en esta situación se somete a una dieta la lactancia se podría ver perjudicada y no proporcionar los nutrientes necesarios al bebé.

Ambos, tanto la mamá como el bebé, necesitan nutrientes como vitaminas y minerales entre otros, algo básico en la alimentación y muy importante en esta primera etapa. Los pediatras aconsejan que cuando se deje de amamantar al bebé ya se podría comenzar con un plan de alimentación.

Ejercicio físico contra la flacidez

Tas la cuarentena, el ejercicio físico también nos ayudará a luchar contra la flacidez. Se puede ir al gimnasio o incluso hacer lo que se conoce como gimnasia pasiva, la cual puede hacerse en la comodidad del hogar.

Por ejemplo, si nos acostamos boca arriba y con una mancuerna en la mano, hay que levantar el brazo por encima de la cabeza y a la vez la rodilla de la pierna opuesta, es decir, brazo izquierdo y rodilla derecha y al contrario. Una vez el brazo y la rodilla estén arriba hay que mantener la posición durante unos segundos y bajaremos para hacerlo con las otras dos extremidades. Se recomienda hacer 10 veces con cada brazo.

Apoyándonos sobre una mesa y sosteniendo nuestro peso sobre ella con las manos separadas también puede ser otra propuesta. Los brazos ý piernas deben estar estirados. Levantaremos la rodilla derecha hacia el pecho mientras se gira la cadera. Lo recomendable es hacerlo unas 20 veces con cada pierna.

Si el tiempo acompaña, siempre podrás hacer una buena caminata, aunque tendrás que ir poco a poco, no hacer muchos kilómetros el primer día. También puedes hacer bicicleta o un deporte tan completo como es la natación, la cual tonifica todo el cuerpo.
¿Te animas a combatir contra la flacidez?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *