Todo lo que debes saber sobre la rinoplastia

rinoplastia
Hoy en día existe un gran número de opciones para estar más guapas, con un gran número de alternativas en cuanto a rejuvenecimiento facial se refiere. Todo ha cambiado y hoy en día someterse a un tratamiento estético está a la orden del día, son alternativas muy seguras y sobre todo que se puede permitir prácticamente todo el mundo.

Dentro de estas alternativas se encuentra la rinoplastia y por ello, en este artículo queremos compartir contigo información que te permitirá conocer cuáles son las principales características de esta intervención.

Lo que debes saber sobre la rinoplastia

La rinoplastia es una intervención más frecuente de lo que pudiéramos llegar a pensar y además, no solo cumple con un objetivo estético como conseguir una nariz más armónica respecto a la cara, sino que también permite a quien se la haga, una correcta respiración.

Esta intervención es ideal para prácticamente todo el mundo, tanto para aquellas personas a las que no les guste su nariz o aquellas que cuenten con algún problems de desviación del tabique nasal, problemas a la hora de respirar o rinitis alérgica perenne.

La rinoplastia no es una intervención larga, dura aproximadamente entre hora y media y dos horas y media aproximadamente, siempre dependiendo de lo que se vaya a hacer. Se lleva a cabo bajo anestesia general, los pacientes están supervisados en todo momento y requiere una hospitalización de 24 horas.

La forma de hacer esta intervención puede ser abierta, donde se realizará una incisión en la piel que separa las dos fosas nasales, o cerrada, donde las cicatrices se quedan dentro de la nariz. En este caso, será el profesional quien decida cuál es la mejor forma de intervenir.

Qué cuidados requiere la rinoplastia

Una vez se haya finalizado la intervención, se requieren ciertos cuidados. Se requiere de un taponamiento nasal que se deja entre tres y cuatro días, lo que impide al paciente poder respirar por la nariz.

Se recomienda aplicar hielo unos días después de la intervención para bajar la hinchazón. Asimismo, hay que protegerse del sol durante al menos un mínimo de 3 meses para evitar que puedan aparecer marcas en la piel. También se recomienda evitar el uso de gafas y tener una correcta higiene nasal después de la retirada del taponamiento.

Posiblemente estarás preguntándote cuánto se tarda en la recuperación de la rinoplastia. En este caso, todo depende de cada persona. Si es una cirugía más estética, la baja suele ser de 15 días y si es funcional se requiere una baja de alrededor de 7 días.

Por otro lado, si se practica deporte es aconsejable esperar unos 30 días antes de volver a hacer de nuevo la actividad física en caso de que sea una cirugía estética. Y hay que esperar 15 días para volver a retomar la actividad física si la intervención es funcional.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *