Este verano ponte morena en una semana

Llega el periodo de vacaciones y con él, además del esperado descanso, llega el momento de lucir tipo en la playa y aprovechar para volver moreno y dando envidia a aquellos que no se han ido aún. No obstante, en muchas ocasiones nos encontramos con varios inconvenientes a la hora de tratar de cumplir nuestro objetivo: nuestra piel no se oscurece fácilmente, el periodo de vacaciones no es lo suficientemente prolongado como para que cojamos el suficiente color, etc… Este tipo de inconvenientes pueden dar al traste con nuestra meta final a no ser que optemos por llevar a cabo una serie de “trucos” que nos permitan coger color de manera más efectiva y antes de lo esperado.

Lo primero que debemos saber es que, aunque sea más complicado, no resulta imposible coger color en tan sólo una semana. Lo realmente importante es evitar hacer locuras y mantener siempre nuestra piel protegida del sol para evitar posteriores inconvenientes.

Trucos para lucir piel morena

Dado que hay muchas personas que están empeñados en conseguir estar morenos incluso a costa de su salud os dejamos una serie de consejos para que podáis disfrutar del sol de manera saludable:

  • Consume una dieta rica en frutas y verduras: uno de los elementos que favorece el bronceado es la melanina, la cual se encuentra en diversas frutas y verduras como el tomate, la zanahoria o el mango. Es por ello que aumentar el consumo de estos productos de manera previa a la exposición solar y durante la misma puede favorecer que la piel se oscurezca más deprisa.
  • Utilizar productos que favorezcan el bronceado: existen, además, diversos productos en el mercado que pueden solucionarnos a la vida a la hora de conseguir el moreno soñado. Hay productos corporales que facilitan el bronceado e incluso pastillas que podemos consumir de manera previa a la exposición solar para aumentar nuestros niveles de melanina.
  • Humedecer la piel de manera constante: hay diversos estudios que demuestran que el agua intensifica el bronceado de la piel con lo que es importante humedecerla de manera constante para potenciar ese efecto en la misma.
  • Aumentar el consumo de líquidos: una regla primordial del verano es el hecho de hidratarse de manera correcta para evitar posibles golpes de calor pero, si hablamos de tomar el sol, se convierte en la regla número 1. Esto no implica necesariamente tener que beber una serie determinada de litros de agua al día sino que debemos consumir lo que el cuerpo nos solicite.
  • Hidratar la piel de manera habitual: finalmente, es importante que mantengamos nuestra piel con un nivel de hidratación adecuado no sólo para favorecer el bronceado sino también para mantenerlo. En muchas ocasiones caemos en el error de no cuidar nuestra piel tras la exposición al sol con lo que esta se estropea y comienza a mostrar marcas como manchas e incluso arrugas.
    Es importante utilizar los productos adecuados y llevar a cabo una correcta hidratación de nuestra piel de manera diaria.

Seguir estos consejos puede ayudaros a conseguir un bronceado envidiable en mucho menos tiempo, ¿a qué estáis esperando?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *