Errores de maquillaje comunes y cómo solucionarlos

El maquillaje es uno de nuestros grandes aliados del día a día, nos acompaña en multitud de momentos y corrige gran parte de las imperfecciones que afectan a nuestro rostro. Pero, como ocurre con otras muchas cosas, el maquillaje en manos inexpertas puede dar lugar a grandes errores que estropeen todo nuestro look o incluso que nos hagan parecer mayores o descuidadas.

Uno de los errores que suele ocurrir de manera más frecuente es la elección de un maquillaje que no se asemeje al tono de nuestra piel. Cuando sucede esto, se suele crear un efecto “máscara” que deja un corte muy feo alrededor de nuestro rostro y se percibe claramente la zona en la cual ha pasado el maquillaje. Este error puede hacer, además, que parezcamos aún mayores de lo que somos con lo que es importante tratar de evitarlo lo máximo posible pero, ¿como podemos evitarlo? lo primero que debemos hacer es elegir una base de maquillaje que se asemeje lo máximo posible a nuestra piel ya que, de esta manera, evitaremos que se note el contraste.

Para ello podemos dejarnos asesorar por un profesional y optar por probar los colores en nuestro rostro mediante el uso de muestras de manera previa a la compra del producto.

El exceso de iluminador es otro de los errores que se presenta más comunmente. En los últimos tiempos se ha puesto muy de moda el uso de este producto pero debemos hacerlo con cabeza ya que, de lo contrario, nuestro rostro quedará con zonas resplandecientes, dando una sensación sumamente extraña a nuestra piel.

Pero los errores no solamente ocurren a la hora de aplicar la base. El colorete es otro de los grandes aliados de una mujer a la hora de dar un toque de rubor a las mejillas pero, en caso de ser excesivo, puede generar una sensación extraña en el rostro. Debemos tratar de evitar los colores que son excesivamente llamativos y optar por tonos que se asemejen a nuestra piel de manera que no se genere una sensación de artificialidad.

Las cejas son otro de los puntos claves de nuestro rostro y suelen verse afectadas por nuestros errores de maquillaje. Uno de ellos pasa por maquillar en exceso las cejas, generando una sensación de “pegote” en la cara, mientras que otro de los errores más comunes a este respecto es dejar las cejas sin maquillar.

Lo mejor es optar por darles un toque de color y mantenerlas peinadas con alguno de los fijadores existentes en el mercado, de esta manera nos aseguramos de darles importancia dentro de nuestro rostro y de estar siempre perfectas.

Finalmente, los labios son otra de las zonas que se ve afectada más comunmente a la hora de maquillarnos. En muchas ocasiones es porque elegimos un color de pintalabios que no nos resulta favorecer y puede ensombrecer nuestro look. En otros casos se debe a que tenemos los labios deshidratados y optamos por maquillarlos para tratar de disimularlo, haciendo así que el color se resquebraje y de la sensación de descuido.

Debemos tener en cuenta que la hidratación de nuestra boca es un básico para mantenerla siempre perfecta y que hay que eliminar todas las impurezas antes de maquillar nuestros labios.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *