Curiosidades de los orgasmos femeninos


Aunque hoy en día existe muchísima información sobre cuestiones como la sexualidad hay muchas personas que desconocen muchos detalles sobre los orgasmos femeninos. A pesar de que muchas personas piensan que solamente hay una clase de orgasmo, lo cierto es que hay unan gran variedad, algo de lo que vamos a hablaros en este artículo.

El orgasmo, según la ciencia, es la generación de impulsos eléctricos que van desde el cerebro hasta la médula espinal, siendo el sistema nervioso el culpable de que podamos sentirlos todas las mujeres.

Al contrario de lo que piensan muchas mujeres, no todo es el clítoris, hay otras zonas nerviosas que pueden producir orgasmos, pero… ¿cuáles?

Clases de orgasmos femeninos

El clítoris es el punto neurálgico de los orgasmos de muchas mujeres gracias a las más de ocho mil terminaciones nerviosas que se ponen en marcha cuando este punto comienza a ser estimulado, pudiendo llegar a alcanzar algunos de los orgasmos más satisfactorios que se puedan tener.

El orgasmo vaginal es otra clase de orgasmo entre las mujeres, aunque tan solo el 25% de ellas lo consiguen. En muchos casos, para alcanzar un orgasmo vaginal es necesaria la intervención del clítoris.

Con el punto G, detrás de la pared frontal de la vagina, entre el hueso púbico y el cérvix, es otro de los puntos más erógenos de la mujer. Si se consigue un orgasmo mediante este punto, se puede experimentar uno de los más intensos que se pudieran imaginar.

Otra forma de llegar al orgasmo es mediante lo que se conoce como el punto profundo, ubicado en la zona más profunda de la vagina, antes del cérvix. Para ello es recomendable la utilización de un juguete sexual para poder experimentarlo.

Otros puntos del placer

Para alcanzar el orgasmo mediante el punto U hay que estimular una pequeña zona que contiene tejido eréctil muy sensible ubicado en la zona superior y a ambos lados de la uretra. El punto A se encuentra entre 7 y 10 centímetros de profundidad en la pared frontal de la vagina, pudiendo llegar a proporcionar un gran placer.

La estimulación oral por todo el cuerpo es una de las formas más fáciles para conseguir orgasmos de gran intensidad. ¿A qué mujer no le gusta la estimulación oral?

El orgasmo por estimulación anal no es tan común aunque hoy en día el sexo no es el clásico de toda la vida, se puede añadir una gran variedad como esta disciplina. En esta zona hay muchas terminaciones nerviosas que pueden proporcionar momentos de un gran placer. ¿El secreto? Una correcta dilatación y perder el miedo al dolor.

Para finalizar, ¿Sabías que se puede llegar al orgasmo simplemente con la mente? No todas las mujeres pueden llegar a hacerlo pero es posible. Viendo escenas de alto contenido sexual, palabras muy eróticas o con mucha carga sexual, relatos o una gran imaginación, pueden ser uno de los mejores aliados a la hora de alcanzar los orgasmos femeninos.
¿Conocías todas estas formas para conseguir llegar al orgasmo?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *