Cómo superar la cena de navidad de empresa y no morir en el intento

imagen brindis de fin de año

Cuando se aproximan las fiestas navideñas, muchas empresas organizan comida o cena de navidad a las que invitan a los trabajadores con el fin de festejar estas fechas.

No podemos olvidar que este tipo de eventos de empresa no dejan de ser compromisos laborales en los que debemos de comportarnos de una manera profesional.

Pautas a seguir:

  • Debes intentar relacionarte con aquellos compañeros con los que tienes menos contacto, y para ello debes sentarte cerca de ellos. Pero también es positivo tener cerca al menos a una persona con la que tengas más cercanía.
  • No debes acudir acompañado a no ser que la organización invite a los trabajadores a que acudan con sus parejas.
  • Deja a un lado los conflictos que puedan existir entre compañeros, departamentos… En este tipo de eventos no debemos tratar temas peliagudos que puedan derivar en disputas.
  • Colabora. En caso de que puedas prestar tu ayuda para organizar o resolver algún imprevisto no dudes en hacerlo.
  • Cuida tu imagen. Es importante que tengas en cuenta el lugar donde se celebra el evento para elegir la indumentaria adecuada. Ten en cuenta que debes evitar ropa demasido llamativa; debes de seguir las mismas pautas que para asistir a una reunión o entrevista de trabajo.
  • Saluda a los asistentes. Procura saludar a todos los asistentes, aunque quizás haya personas con las que no hables demasiado en la oficina, debes mostrarte cordial y saludarles al inicio.
  • No olvides despedirte de todos los comensales antes de abandonar el recinto y agradecer la invitación a quien corresponda.

Pautas a evitar:

  • No abuses del alcohol. No olvides que la cena de empresa es un evento laboral, no es una cena igual de distendida que puede ser entre amigos y familiares. Evita beber en exceso, debes mantener la compostura en todo momento.
  • No comas con ansiedad. Es importante guardar las formas en la mesa. Evita comer “como si no hubiera un mañana…”
  • Aunque intervengas en las bromas y chistes que tengan lugar durante la velada, no te conviertas en el centro de atención. Qué al día siguiente no seas “la comidilla” de la oficina.
  • Es importante saber elegir el momento idóneo para marcharse a casa.

    No debes hacerlo antes de que se acaben los postres, y en caso de continuar la velada con tus compañeros más afines, debéis marcharos con discreción y sin presionar a otros comensales a continuar con “la fiesta” si no lo desean.

  • Otro aspecto muy importante es como comportarse ante posibles vídeos o fotografías, recuerda que debes mostrar una actitud moderada que no ridiculice ni tu propia imagen ni la de la empresa.

Siguiendo estas pautas básicas saldrás airosa de tu cena de empresa.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *