Cómo evitar roncar

roncar
Roncar es un problema muy común y extendido en nuestra sociedad, y hacerlo de forma crónica puede afectar a nuestra calidad de vida dado que puede llegar a interrumpir nuestro sueño y el de las personas que tenemos a nuestro lado. Los ronquidos pueden llegar a suponer un gran problema, por lo que evitar roncar puede ser indispensable.

El ruido está asociado a una obstrucción del paso del aire en nuestra garganta, donde el conducto se estrecha y el flujo de aire es mínimo. Si la obstrucción llega a ser completa en algún momento, se conoce como “apnea del sueño”.

Las causas pueden ser muy variadas. Roncar se suele asociar a unos malos hábitos de vida como el consumo de alcohol o el sobrepeso aunque también puede deberse a alguna enfermedad de tipo respiratorio, como por ejemplo, la sinusitis.

Resfriados, alergias, el consumo de tabaco, drogas, la obesidad o simplemente una mala postura pueden propiciar roncar. En las últimas fases del embarazo es frecuente que las mujeres padezcan también este tipo de dolencia.

Como ya se ha apuntado anteriormente, roncar puede afectar a la salud, siendo los síntomas más frecuentes: el dolor de cabeza, la inflamación de garganta, el mal aliento, la reducción de la concentración en el trabajo, falta de memoria y energía, somnolencia durante toda la jornada, mal humor, irritabilidad o cansancio entre otros…

A continuación se enumeran una serie de consejos a llevar a cabo para evitar roncar:

En primer lugar es aconsejable diagnosticar el tipo de ronquidos para poder abordar el problema. Si los ronquidos son con la boca cerrada, el problema proviene de la lengua, sino, probablemente se trate de sinusitis o el problema sea la postura que adoptemos en la cama.
Por otra parte, dejar de fumar, beber y bajar de peso ayudarán a dejar de roncar. Ciertos medicamentos, como las pastillas para dormir también favorecen los ronquidos.

La sequedad de mucosas es otra de las causas por las que se suele roncar, por lo que sería una práctica interesante tomar una ducha caliente antes de acostarse para humedecerlas o poner un humidificador en la habitación.

En cuanto a la postura en la cama, lo mejor es tratar de dormir de lado, para que la lengua no obstruya más las vías respiratorias.

Para finalizar, cabe señalar, que existen en el mercado varias opciones que ofrecen buenos resultados para acabar con los molestos ronquidos: dispositivos para colocar en la boca y tiras adhesivas para la nariz.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *