Cómo combatir la aparición de calenturas

herpes

Las conocidas calenturas, pupas o herpes labiales que muy probablemente todas nosotras hemos sufrido en alguna ocasión, son fruto de la infección del virus herpes simplex.

Este virus suele ser contagiado a través de la saliva, mediante vasos compartidos entre varias personas, besos, y demás contactos que pueden suponer intercambios de este fluido.

El estar en contacto con este virus no implica mostrar sintomatología de manera inmediata, puede permanecer en nuestro organismo y mostrarse pasado un tiempo. Su aparición puede estar ligada a ciertos acontecimientos como el estrés, la fiebre, baños de sol demasiado prolongados… aunque los expertos no se ponen demasiado de acuerdo en torno a las causas que provocan su aparición.

En los casos en el que la aparición de los herpes labiales sea muy frecuente, podríamos hablar de herpes recurrente.

Una vez aparece la calentura en nuestros labios, lo único que podemos hacer es intentar combatir su existencia y para ello tenemos varias opciones, entre ellas recurrir a las típicas pomadas de farmacia o a pegatinas que colocamos sobre el herpes para acelerar así su curación en la medida de lo posible.

Por otro lado tenemos los remedios caseros, entre los que podemos destacar diversas opciones:

  • Bicarbonato de sodio: mezclamos el producto con agua (si lo consideramos oportuno podemos utilizarla mineral) y mezclamos hasta conseguir una pasta que aplicaremos un par de veces al día durante 10 ó 15 minutos.
  • Ajo: partimos un ajo por la mitad y lo aplicamos sobre la calentura hasta que suelte “el jugo”. De este modo lograremos que el herpes cicatrice mucho antes.
  • Té negro: tras disfrutar de una taza de té negro, podemos aprovechar la bolsita donde éste venía, aplicándola sobre nuestro herpes, ya que esta práctica ayudará a su cicatrización.
  • Leche: la lisina que contiene la leche favorece la disminución de la arginina (el aminoácido que provoca la aparición de las molestas calenturas), por lo que empapar un trozo de algodón en leche y aplicarlo sobre  la zona afectada, puede favorecer una más pronta recuperación.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *