Baja de peso con la dieta de la acelga

acelgas
Si eres de las que se ha pasado con los helados en el verano y ahora estás pagando las consecuencias, puede que te interese perder peso, sobre todo para que lo que has ganado no se junte con lo que seguramente aumentarás en Navidad. Por ello queremos compartir contigo la dieta de la acelga, para que, con un poco de esfuerzo puedas decirle adiós a esos kilos de más.

Características de las acelgas

Lo primero que destacan de las hojas de las acelgas es su intenso color verde, algo fantástico para los veganos o crudiveganos, pero en ocasiones una pesadilla para las personas más carnívoras.

Son uno de los mejores aliados para la pérdida del peso porque cuenta con una gran cantidad de nutrientes como vitaminas A, B, C y K así como minerales entre los que destacan potasio, hierro, calcio o manganeso entre otros y además es muy baja en calorías, tan solo 18 kcal por cada cien gramos.

Entre otras de sus propiedades destaca que es un producto laxante, depurativo y diurético, lo que permite que además de ayudarnos a adelgazar también favorezca la eliminación de toxinas del organismo, evitando también la retención de líquidos y evitará que nos sintamos muy hinchadas. A todo ello hay que sumarle que cuenta con un alto contenido en agua, lo que aumentará la sensación de saciedad cuando las consumamos.

Un menú con acelgas

Si al final te animas y quieres incluir este producto en tu dieta, aquí te damos el menú para un día con las acelgas, seguro que al principio cuesta pero… ¿a quién no le cuesta una dieta? Te recomendamos que te animes y descubrirás sus excelentes resultados. Además no en todos los platos se incluye la acelga, por lo que el menú resulta bastante variado.

  • Para desayunar se recomienda un zumo de frutas, pero cítricas, como las fresas, naranjas, pomelo, etc., también una taza de té verde y dos tostadas integrales con un poco de queso blanco bajo en grasa.
  • Al medio día puedes calmar el hambre con un yogur bajo en grasa o una pieza de fruta, sobre todo si es fruta que tenga un alto contenido en líquido. Para el almuerzo puedes tomarte un caldo de verduras sin grasa, una tortilla francesa de acelgas acompañada de un filete de pavo o pescado a la plancha y una gelatina de postre.
  • Para la merienda se recomienda un buen zumo de frutas y verduras, una taza de té verde y dos tostadas integrales acompañadas o de queso bajo en grasa o de mermelada sin azúcar. Finalmente, para la cena se recomienda caldo de verduras, acelgas rebozadas con huevo y ajo y una pieza de fruta con alto contenido en agua.

¿Te atreves con un zumo de acelgas?

¿Sabías que también puedes tomar un zumo de acelgas? Es una de las mejores formas de consumir esta verdura, cruda, con lo que aprovecharás al máximo todos sus nutrientes y tendrás mejores efectos sobre tu organismo, pero hay que decir que no es algo que le guste a todo el mundo.
Una de las formas de prepararlo puede ser mezclar un buen puñado de acelgas, una rodaja de piña y un poco de agua, todo bien triturado. Si quieres notar más su poder desintoxicante, depurativo y antioxidante, lo más recomendable es beberlo en ayunas.

Si quieres otro sabor puedes optar por cambiar la piña por zanahorias y perejil, el sabor es completamente diferente y tampoco gusta a todo el mundo, pero… ¿quién dijo que perder peso fuera fácil?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *